domingo, 14 de octubre de 2012

Reseña del libro: "A orillas del rio Piedra me senté y lloré", de Paulo Coelho

Hoy no os voy hablar de ningún producto de belleza ni de moda, sino de un libro. Además de cuidarse por fuera también hay que cuidar nuestra menteJ. Después de leerme “El Alquimista”, también de Paulo Coelho, se convirtió en uno de mis  libros favoritos y así que decidí leer otro libro de este gran autor. Mi madre me recomendó el que nos ocupa hoy: “A orillas del rio Piedra me senté y lloré”, libro que no me llamaba mucho la atención por el titulo y menos aun al enterarme que contaba una historia de amor (no me suelen gustar los libros que narran historias de amor, las veo un poco irreales), pero cual fue mi sorpresa que nada mas empezar a leerlo me enganche en esta historia de amor que no era igual a ninguna de estas historias de amantes cuyo amor  lo puede todo, sino que muestra también los miedos y dudas que conlleva el amor.
Su protagonista (en la cual muchas personas  nos sentiremos identificados), muestra también que el amor también duele y por ello siempre tiene miedo a equivocarse, a cambiar su vida por algo que quizás la lleve a sufrir, la duda persistente entre arriesgarse y tener las posibilidad de equivocarse o de renunciar a sus sentimientos y seguir su vida tal como estaba. Por esta razón me ha gustado por mostrar las inquietudes y miedos que resultan tan humanas. Por lo que es un libro que os recomiendo, no dudo que os gustara.
Os dejo algunos párrafos del libro que más me han gustado:
“La felicidad es a veces una bendición, pero por lo general es una conquista. El instante mágico del día nos ayuda a cambiar, nos hace ir en busca de nuestros sueños. Vamos a sufrir, vamos a tener momentos difíciles, vamos a afrontar muchas desilusiones..., pero todo es pasajero, y no deja marcas. Y en el futuro podemos mirar hacia atrás con orgullo y fe”.

"En todos los momentos de nuestra vida existen cosas que podrían haber sucedido y terminaron no sucediendo. Existen instantes mágicos que van pasando inadvertidos y, de repente, la mano del destino cambia nuestro universo".

"El amor solo consigue sobrevivir cuando existe la esperanza de que conquistaremos a la persona amada".

"Existen derrotas, pero nadie está a salvo de ellas. Por eso es mejor perder algunos combates en la lucha por nuestros sueños que ser derrotados sin siquiera saber por qué se está luchando."

"Amar es como una droga. Al principio hay una sensación de euforia, de entrega total. Después, al día siguiente quieres más. Todavía no te has enviciado, pero te ha gustado la sensación, y te parece que puedes mantenerla bajo control. Piensas en la persona amada durante dos minutos y la olvidas durante tres horas.
Pero al poco tiempo te acostumbras a esa persona, y pasas a depender totalmente de ella. Entonces piensas en ella durante tres horas y la olvidas durante dos minutos. Si no está cerca, experimentas las mismas sensaciones que los viciosos cuando no consiguen droga. En ese momento, así como los viciosos roban y se humillan para conseguir lo que necesitan, tú estás dispuesto a hacer cualquier cosa por el amor”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario